jueves, 19 de junio de 2008

El Balance de Deportivo Petrolero el campeón de la divisional Seniors

La clave para el campeonato es que somos un grupo muy unido” rezaba el título principal de La Opinión Deportiva correspondiente al 24 de marzo de este año. Un día antes, jugadores y seguidores del campeón festejaron a pleno en barrio Las Alpinas, donde se sitúa la cancha Enrique Pino Uno, sede de la gran final. El torneo de la Asociación Independiente de Fútbol de los Barrios, reservado a los mayores de 35 años, tenía a partir de esa fecha un nuevo dueño.

Hay que tener en cuenta que lo de “nuevo” va en serio, porque el actual patrón del fútbol veterano no había alcanzado nunca el título para los veteranos, a pesar de haberlo buscado tercamente en ediciones anteriores del certamen. En esta nota, hablan dos integrantes del plantel y un dirigente, que no dudan en catalogarse como justos ganadores del campeonato. Cabe señalar que culminaron la competencia sin contar una sola caída.
La crónica del que fue el partido más importante de ese lunes feriado seguía: “se coronó ayer en el Torneo de la Asociación Independiente de Fútbol de los Barrios; Perayini y Díaz anotaron los goles para el 2-1 de la conquista. El Cóndor, que se había consagrado campeón en la categoría en las ediciones 2004 y 2006 del certamen, no pudo repetir la historia”.
Veamos qué tiene para decir uno de los artífices de esa apretada pero gran victoria en la final sobre El Cóndor, que llegaba a esa instancia como se ve con algunos pergaminos más en su haber. Se trata de Pascual Díaz, quien convirtió el gol de la victoria con una gran pegada cuando la cosa se había puesto áspera.
Antes que nada, el volante quiere “dejar un saludo, de entrada, para todos los hinchas de Petrolero”. Hecha la salutación, el que tenía la camiseta número cinco se larga a contar. “¿Sabés por qué es especial este campeonato? Porque nosotros la veníamos peleando desde hace tiempo y no se nos venía dando. Hace tres años que en la categoría Seniors no se nos venían dando los resultados; por motivos extrafutbolísticos quedábamos fuera de los campeonatos y no se nos daba la posibilidad de dar una vuelta olímpica como dimos ahora”.
Una de las preguntas obvias, esas que todos se hacen es, teniendo en cuenta que siendo el de la AIFB un campeonato tan competitivo, cuál puede haber sido la clave para que Petrolero se quedara con el campeonato. “Como dicen todos, el grupo fue muy unido, y sigue muy unido. Yo creo que esa fue una de las claves para ser campeón”, dispara Pascual Díaz. Lo que sigue es la reproducción del ping pong de preguntas y respuestas que tuvieron lugar en la entrevista.

¿Cómo encaraban el tema de los entrenamientos, teniendo en cuenta que todos tenían muchas obligaciones?
Fue bastante lindo, porque nosotros entrenábamos todos los días de la semana, durante casi dos meses antes de que termine el campeonato. Así que esa fue una de las claves para lo físico, donde nosotros sacamos mucha ventaja.
Rivales como Hielos Continentales o El Cóndor, ¿siguen siendo los mejores o se fueron sumando otros?
En su momento fueron Amarillo y Negro, Hielos, El Cóndor, pero bueno, como se van cumpliendo las etapas, ahora aparecen otros. Ahora apareció este equipo (por el suyo, Petrolero) que va a ser uno de los que va a hacer historia en el fútbol de los Senior.
En su momento, otros clubes tuvieron un gran predominio en el torneo, ¿creés que ahora le toca el turno a Petrolero?
En esto, soy optimista, y con la capacidad que veo que tienen nuestros jugadores, creo que se les va a hacer muy difícil que nos ganen en este campeonato.
“¿Cuál fue el partido más difícil?” es otra de las preguntas que no podían faltar, no por ser obvias, sino porque siempre es interesante conocer un poco de lo que pasó en las canchas a través de los ojos de los protagonistas. Así, este hombre de buen pie y respuestas concisas -como si jugara a un toque pero en la charla- no duda en señalar al equipo que les hizo pasar los peores ratos dentro del rectángulo de juego. “Fue en la semifinal contra Hielos, ahí nos pasó algo y estuvimos a un minuto de quedar afuera otra vez. Eso fue lo más jodido que tuvimos”, cuenta. Y antes de ceder la palabra a uno de sus compañeros, reitera la dedicación a los seguidores de Petrolero y a los familiares.
Luis Oyarzo es otro de los hombres que estuvieron en la dura final contra el peligroso y experimentado El Cóndor. Con respecto a lo que fue la obtención del título, y seguramente teniendo en mente las pasadas frustraciones, el veterano jugador sostuvo sin vueltas: “sí o sí se nos tenía que dar este año, y se nos dio”. Tal era la determinación de este grupo de jugadores, y eso finalmente le dio buenos dividendos (en lo futbolístico, claro).
Para explicar lo que fue esta buena campaña, Oyarzo no duda en señalar que la diferencia esta vez fue el recambio de jugadores del equipo. “Otros años por ejemplo, nos expulsaban dos o tres y se notaba. Esta vez, por ejemplo estuvimos expulsados Vargas, yo y no se notó en la final, porque teníamos buenos futbolistas. Con la calidad de jugadores que tenemos, estábamos tranquilos que teníamos que ganarlo sí o sí”. Marca de nuevo con determinación el hombre que como cuenta tuvo que ver buena parte del encuentro desde afuera de del campo de juego.
¿Que pensás que cambió en vos en lo que tiene que ver con tu comportamiento dentro de la cancha, algo que muchas veces se te criticó?
Madurás, después de los partidos, se te pasan muchas cosas por la cabeza. Pero adentro de la cancha, en la desesperación de querer ganar… En la semifinal con Hielos, me salí de las casillas porque me atajaron un penal que no pensé nunca que me lo iban a atajar.
Generalmente, se dice que los campeones son justos ganadores dentro de un torneo largo, ¿pensás que Petrolero lo es?
Fue justo porque salimos invictos en todo el campeonato, y porque todos los partidos del Octogonal por ejemplo los ganamos bien. En años anteriores fuimos invictos y lo demostramos también, pero no se nos daban algunos resultados.
Un torneo para mayores de treinta años como el de Seniors, esta vez mostró un nivel similar al de los Libres…
Se nota, porque hay seis o siete equipos que juegan bien. Y cuando entrás en los octavos, cuartos todos juegan a muerte: podés salir con la pierna a la rastra, pero querés ganar sí o sí. El veterano es así.
¿Con quién querés compartir esto?
Primero que nada, con los familiares del club y el grupo de Petrolero, con las familias de los jugadores que siempre estuvieron en todo. Con mi señora, que siempre me apoyó en todo lo que tiene que ver con este campeonato.

La Opinion Austral

1 comentario:

pcso lotto dijo...

This is a nice blog. I like it!